distintas formas de trabajar los puntos,  dos agujas,  puntos básicos,  técnicas basicas

Puntos pasados y puntos echados.

PUNTOS PASADOS

Pasar un punto consiste literalmente en pasar un punto de la aguja izquierda a la aguja derecha sin trabajarlo. Intercalando estos puntos con otros, como el punto derecho o el punto revés básico,  se pueden obtener infinidad de combinaciones; consiguiendo tejidos diferentes, preciosos y con textura. 

Puntos pasados del revés

Colocamos la hebra delante de la labor, como hacemos siempre para tejer un punto del revés. A continuación pasamos el punto de la aguja izquierda a la aguja derecha tomándolo de detrás hacia delante (como para tejerlo del revés) pero sin trabajarlo.

Puntos pasados del derecho

Para pasar un punto del derecho, mantendremos la hebra por detrás de la labor, y únicamente pasaremos el punto de la aguja izquierda a la derecha, tomándolo como para trabajarlo del revés. No lo tejemos solo lo deslizamos de una aguja a otra.

PUNTOS ECHADOS

El efecto inmediato de realizar un punto echado es el de aumentar el número de puntos sobre la aguja. Sin embargo no es esta la función de los puntos echados, ya que dicho aumento se suele compensar con una disminución realizada en la misma pasada. La finalidad de los puntos echados es realizar puntos decorativos.

Punto echado entre dos puntos derechos

Tomamos la hebra y la pasamos primero por debajo y después por arriba de la aguja derecha.

Punto echado después de un punto derecho y antes de un punto revés

Pasamos la hebra por debajo y después encima, y otra vez por debajo y por encima de la aguja derecha.

Punto echado entre dos puntos revés.

Tomaremos la hebra y realizaremos un giro completo alrededor de la aguja derecha.

Punto echado entre un punto del revés y otro del derecho.

Pasaremos el hilo por encima de la aguja derecha, de izquierda a derecha y después se deja por debajo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: