dos agujas,  Página Principal,  técnicas basicas

¿Qué es la muestra?

La muestra es la relación entre el número de puntos hechos (anchura) y el número de pasadas trabajadas (altura), medidas en una determinada superficie.

Información de la banda que rodea la madeja.

información de la muestra de la madeja

En la banda que rodea la madeja solemos encontrar un par de agujas cruzadas y uno o dos números que indican las agujas apropiadas para trabajar con esa lana. También podemos observar otros números rodeando un cuadradito, la muestra: 10 x 10 significa que la muestra mide 10 cm cuadrados. Los otros números corresponden al número de puntos (16 en este caso) y otro en el lateral que expresa el número de vueltas (20) para obtener una muestra de ese tamaño. Así mismo podemos ver un dibujo esquemático de una prenda. Esta puede ser con o sin mangas y dentro aparece la talla y  número de ovillos necesarios para tejer dicha talla. Así mismo aparece más información al final de la banda: 120m, 131 yds, 50 grs. Esto quiere decir que la madeja contiene un hilo de 120 metros y que pesa 50 gramos.

Así para calcular aproximadamente la cantidad de lana que vamos a necesitar compararemos dicha muestra con la del patrón de la labor que vamos a realizar. Pues lo más frecuente es utilizar lanas diferentes a las empleadas en el patrón, ya sea porque no las tenemos disponibles en el comercio o porque deseamos emplear alguna que nos gusta más.

Lo primero es saber si el grosor de la lana es el mismo. 

Normalmente las instrucciones del patrón también te indicará el grosor de la lana, esta información vendrá expresada por los siguientes datos:

  • agujas con las que se tejió la muestra del patrón,
  • número de yardas (yds) o metros (m) de la madeja utilizada.
  • peso en gr de la madeja.
  • y la muestra del patrón: Es aquella relación entre el número de puntos (anchura) y el número de pasadas (altura) que al compararla con la que realicemos nosotros, nos indica si vamos a obtener el mismo resultado al seguir las instrucciones del patrón; o si por el contrario, tendremos que adaptarlo; reduciendo o aumentando el número, de puntos, de vueltas o ambos.

Dichos datos te permitirán establecer las similitudes entre la lana o hilo disponible y la que figura en el patrón, en caso de no poder encontrar del mismo material.

Por ejemplo siguiendo con la información de la foto, si la madeja de la lana del patrón pesa 50 gr y dice que tiene 90 m; la lana disponible es de un grosor menor, puesto que para el mismo peso la del patrón tiene menos metros que la nuestra (90<120). Esto nos indica que el aspecto de nuestra labor será diferente al modelo, pues vamos a tejer con un hilo más fino. Esta información es muy importante si estamos especialmente interesadas conseguir la misma apariencia final de la labor. 

Continuando con el mismo ejemplo, si la muestra del patrón dice que con 12 puntos y 18 vueltas se obtiene un cuadrado de 10×10, suponiendo que tenemos la madeja de la foto, observamos que necesitas montar más puntos 16>12. Por lo tanto si la prenda que vas a hacer corresponde a la misma talla y forma que aparece en la fajita de la lana (en este caso dice que para la talla 42 se necesitan 4 ovillos) es muy posible que necesites algún ovillo más, pues tendrás que tejer algunos puntos extra en cada vuelta y más vueltas; para obtener la misma medida.

Si, como yo, tienes un comercio al que acudes habitualmente; seguramente podrás gozar alguna ventaja, como por ejemplo que te aparten una o dos madejas extra de la misma tintada hasta estar segura de cual va a ser el rendimiento del material.

También debes tener en cuenta tu forma de tejer, por lo que antes de empezar con el patrón lo mejor es hacer tu propia muestra para compararla con la del patrón; igual que has hecho antes con la muestra de la madeja cuando has ido a comprar la lana.

Sé que es mucha información si eres principiante; pero si no te quedó claro y pregunta lo que quieras a través de los comentarios y te atenderé enseguida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: